WICHITA, Kan. (Telemundo Kansas) – La tormenta del miércoles, 15 de diciembre dejó atrás mucha devastación a través del estado. Algunos sitios lo sintieron más fuerte.

Eso es el caso con Paradise, Kansas donde los incendios quemaron alrededor de 400 mil acres de tierra. Cientos de ganados murieron en las llamas y ahora residentes del área enfrentan un camino de recuperación muy difícil.

“Esto es un desastre y necesitamos ayuda del gobierno. Mucha ayuda. La pérdida fue enorme. Todos estamos ayudándonos uno al otro y trabajando fuerte para recuperarnos, pero dejame decirte, hay demasiada devastación”, dijo Joleen Lawson, residente del condado Russell. 

“Cuando llegamos a Paradise, vimos casas ardiendo lentamente. Sabíamos que no era nada bueno. Andar hacia el sur del pueblo fue lo más difícil de ver. Vimos los ganados que se quemaron vivos muertos a lado de la calle por 400 metros”, dijo Jonathan Petremala, periodista independiente.