TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) — Arqueólogos japoneses y peruanos anunciaron el descubrimiento de 168 nuevos geoglifos de gran tamaño cerca de la ciudad de Nazca en Perú, tras un trabajo de campo que duró ocho meses, según un comunicado de la Universidad japonesa de Yamagata.

El académico Masato Sakai de la Universidad de Yamagata junto al arqueólogo peruano Jorge Olano lideraron la investigación que permitió el hallazgo de las nuevas figuras entre junio de 2019 y febrero de 2020).

Para el hallazgo de las nuevas figuras con formas humanas, camélidas, aves, orcas, felinos y serpientes se utilizaron fotografías aéreas de alta resolución y drones.

Según el comunicado, estos geoglifos se crearon quitando piedras negras de la superficie de la tierra para exponer una superficie de arena blanca debajo.

“La investigación actual sugiere que hay dos tipos de geoglifos: un tipo lineal y un tipo de relieve. De los geoglifos descubiertos en este estudio, solo cinco son del primer tipo, mientras que 163 son del segundo tipo”, dice la Universidad en el comunicado. “La mayoría de los geoglifos de este último tipo son pequeños, de menos de 10 metros de diámetro, y se distribuyen en su mayoría a lo largo de senderos antiguos”.

Hasta 2018, se habían hallado 190 geoglifos. Cuando fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994 solo se habían identificado 30.

Las Líneas de Nazca son una pequeña parte de la historia que queda de la cultura Nazca perdida hace mucho tiempo en Perú.

Ubicadas en la árida planicie costera peruana, a unos 400 km (248.5 millas) al sur de Lima, los geoglifos de Nasca y la pampa de Jumana abarcan unos 450 km2 (279.6 millas cuadradas).

Según la UNESCO, estas líneas, que fueron grabadas en la superficie del suelo entre el 500 a.C. y 500 d.C., se encuentran entre los mayores enigmas de la arqueología debido a su cantidad, naturaleza, tamaño y continuidad. Los geoglifos representan criaturas vivas, plantas estilizadas y seres imaginarios, así como figuras geométricas de varios kilómetros de largo. Se cree que tenían funciones astronómicas rituales.