WICHITA, Kan. (Telemundo Kansas) – El departamento de salud y medio ambiente confirmó que por lo menos 2,000 ganados murieron durante la ola de calor que ocurrió en el suroeste de Kansas el pasado fin de semana.  

El equipo de meteorología de Telemundo dijo que las temperaturas en la región de Dodge City y Garden City llegaron a 102 grados el pasado sábado y domingo. Las mañanas estuvieron húmedas y los vientos estuvieron entre 7.2 a 11.8 millas por hora. 

Juston Waggoner, un especialista de ganados con la Universidad Kansas State dijo que incidentes como este no son comunes. Sin embargo, las temperaturas altas combinadas con humedad y vientos suaves era la receta perfecta para causar el incidente. 

Waggoner dijo que la mejor forma de evitar la muerte de los ganados en una situación así, es estar pendiente de las condiciones climáticas. Cuando llegan a un punto peligroso él dice que la mejor defensa es proveer los ganados más agua, disminuir el manejo de los animales, y alimentarlos durante un horario que no es tan caliente.