WICHITA, Kan. (Telemundo Kansas) – Un incendio en la madrugada el martes en Dodge City fue tan intenso que los bomberos tuvieron que retirarse. Ellos tenían razón de creer que el edificio podría haberse derrumbado.

Un bombero se cayó por el piso, pero solo sufrió lesiones menores. En el tiempo que se demoró en apagar las llamas, seis familias perdieron sus hogares.

La llamada entró alrededor de las 2:15a.m. Bomberos de Dodge City y el condado Ford respondieron. Autoridades se demoraron casi tres horas para poder controlar el fuego.

Un residente recibió tratamiento por inhalación de humo. Nadie más fue lesionado. 

La Cruz Roja estuvo presente para ayudar a las familias que fueron desplazadas.