WICHITA, Kan. (Telemundo Kansas) – El domingo 7 de agosto, el departamento de policía de Wichita intentó negociar con un sospechoso de violencia doméstica que se había fortificado en un cobertizo de su casa localizada en la calle 45 Norte y Arkansas. 

Después de varias horas, el hombre de 39 años se negó a hablar con oficiales y poco después comenzó a disparar hacia ellos. Un oficial devolvió el fuego y lo pegó. El hombre fue transportado a un hospital local en condición crítica.

El caso sigue bajo investigación.