WICHITA, Kan. (Telemundo Kansas)–El tornado que pegó el viernes, 29 de abril, afecto a varios en las comunidades de los condados Butler y Sedgwick. Nuestra reportera Andrea Herrera hablo con una familia que perdió casi todo.

“Gallinas muertas empezamos a encontrar, unos borregos también están muertos, un becerro, una yegua, si nos mató animales”, dijo Nicolás Rivera Ávila, dueño de un rancho en el condado Sedgwick.  

“Básicamente yo trabajo todo el tiempo fuera de mi casa por lograr tener algo y el esfuerzo de mi familia y vengo y luego trato de convivir aquí, es bien difícil venir aquí y encontrar todo lo que uno se esfuerza”, dijo Yoni Rivera, dueño de un rancho en el condado Sedgwick.

Así es como quedo la propiedad de la familia Rivera tras el tornado que destruyo más de 100 viviendas en el estado.

“Es mi centro de distracción porque me dedico más aquí que andar en las fiestas y todo eso. Me encanta andar aquí. Pues es bien triste vengo yo todos los fines de semana y los paso aquí”, dijo Yoni.

Él y su padre Nicolás llevan 18 meses siendo inquilinos del establecimiento. Originarios de Chihuahua México, se mudaron a los estados unidos con la mentalidad de ser dueños de su propio rancho

“A las 6 me voy al jale, salgo a las 6 de la tarde y me vengo al rancho a ver a mis animales”, dijo Nicolás.

Sin embargo, el viernes, 29 de abril ese sueño hecho realidad, se convirtió en pesadilla.

“Yo aquí estaba personalmente como a los 10 minutos de que yo me retire aquí de esta parte golpeó el tornado”, agrego Nicolás.

Por milagro dice Nicolás decidieron finalizar el día laboral temprano y fueron a comer. Sin imaginarse que iba pegar un tornado. 

“Ver todo lo que nos hizo acá atrás teníamos un lienzo todo se llevó”, menciono Yoni.

Ahora ambos intentan recuperar y salvar aquellos animales vivos y poco a poco continuar con el sueño que fue destruido.

“Hay que echarle ganas y no rajar, no nos queda de otra”, dijo Nicolás.

Al momento la familia está intentando buscar ayuda por parte del condado, ellos esperan pronto comenzar a reconstruir su establecimiento.