WICHITA, Kan. (Telemundo Kansas) – El departamento de policía de Wichita realizó el nombre del sospechoso acusado de balear a dos oficiales el viernes.

Según WPD, Malik Rogers de 24 años, murió de una herida de bala autoinfligida tras dispararle a los oficiales. 

“Oficiales trabajan muy fuerte todos los días aquí en Wichita. Hombres y mujeres a través del país para proteger nuestras comunidades, sin importar el día”, dijo Charley Davidson de WPD.

Autoridades dicen que respondieron a una llamada de violencia doméstica el viernes alrededor de las 11:30p.m. Una mujer le dijo a las autoridades que Malik Rogers la estaba amenazando. 

“Ella indicó que en la mañana, él fue a su residencia sin una invitación. El intentó entrar por una ventana pero finalmente entró a la casa con la ayuda de un niño de 3 años que estaba dentro del hogar”, Jason Stevens de WPD.

Investigadores dicen que después que entró Rogers a la residencia él le golpeó y le apuntó una pistola a la mujer. Más tarde, los oficiales localizaron  a Rogers en el sur de Wichita donde intentaron de platicar con él.

“Los oficiales confirmaron que el sospechoso se llamaba Malik Rogers y que él vivía en la cuadra 2600 de emporia. Ellos fueron a esa ubicación con el intento de arrestarlo por cargos de violencia doméstica,” dijo Stevens. 

Oficiales dicen que estuvieron negociando con Rogers por 15 minutos. Cuando eso falló, los oficiales y el sospechoso entraron en un altercado físico y Rogers se trancó en un baño.

Autoridades intentaron otra vez de platicar con él. 

Cuando eso no funcionó, los oficiales entraron al baño y en ese momento Rogers disparó. Un oficial fue baleado en el brazo y el otro en la pierna. Después, WPD dice que los oficiales se retiraron.

“Por la seguridad de los residentes del complejo de apartamentos, WPD evacuó partes del edificio antes de entrar de nuevo al hogar del sospechoso. En ese momento, aunque sabíamos que hubo disparos, no sabíamos el resultado del tiroteo”, dijo Stevens. 

Los oficiales intentaron contactar al sospechoso de nuevo. Cuando no contestó entraron otra vez y dicen que encontraron a Rogers muerto de una herida de bala autoinfligida.

Los oficiales que se lesionaron están estables y se espera que ambos se recuperen. El caso sigue bajo investigación.